Crimen y misterio

eBook
Imagen de Olivas de acero (Bdb)

Olivas de acero (Bdb)

Holmes, Javier
  • Impresión permitida
  • Copiar/Pegar permitido
  • Nº de dispositivos permitidos ilimitado
Con la resolución de los dos grandes casos anteriores, la fama ha comenzado a llamar tímidamente a la puerta de la agencia de detectives sobre la que luce una nueva placa: Marisol Romerales & Javier Holmes – Detectives. Coincidiendo en el tiempo llegan dos nuevos casos con cierta similitud: dos (...)
eBook
Imagen de Los que duermen en el polvo

Los que duermen en el polvo

Convertini, Horacio
  • Marca de agua digital
  • Adobe Drm
  • Impresión no pemitida
  • Copiar/Pegar no permitido
  • Dispositivos permitidos: 6
Jorge se repone a la desaparición de su mujer entre un pequeño grupo de hombres y mujeres que resiste una extraña y feroz invasión, cuando dentro de la ciudadela amurallada empieza una serie de muertes misteriosas. «-Quiero saber lo que sentís por mí -le dije una vez, poco antes de que la (...)
eBook
Imagen de La diosa ciega (Hanne Wilhelmsen 1)

La diosa ciega (Hanne Wilhelmsen 1)

Holt, Anne
  • Marca de agua digital
  • Adobe Drm
  • Impresión no pemitida
  • Copiar/Pegar no permitido
  • Dispositivos permitidos: 6
AVISO A LOS LECTORES:Cuando leas un libro de la serie de la inspectora Hanne Wilhelmsen no vas a poder parar. La diosa ciega es la primera novela de la serie protagonizada por la detective Hanne Wilhelmsen. Cuando el cadáver de un traficante de poca monta aparece a las afueras de Oslo, nadie (...)
eBook
Imagen de Bienaventurados los sedientos (Hanne Wilhelmsen 2)

Bienaventurados los sedientos (Hanne Wilhelmsen 2)

Holt, Anne
  • Marca de agua digital
  • Adobe Drm
  • Impresión no pemitida
  • Copiar/Pegar no permitido
  • Dispositivos permitidos: 6
AVISO A LOS LECTORES:Cuando leas un libro de la serie de la inspectora Hanne Wilhelmsen no vas a poder parar. Bienaventurados los sedientos es la segunda novela de la serie protagonizada por la detective Hanne Wilhelmsen. Durante la ola de calor que por sorpresa azota Oslo, los fines de semana (...)